Debes soportar, porque sólo los que perseveren serán salvos.

Estando yo, muy, pero muy angustiada, por ver tanto chisme y desunión en la iglesia, y la falta de visión del pastor, me postré ante Dios, para que me diera fuerzas, puesto que me sentía mal, ya no quería seguir yendo a congregarme, me sentía decepcionada. Después de orar con lágrimas a mi Señor, muy amargamente, tuve esta revelación semidormida. 

El Señor me mostraba el mundo en completa oscuridad, veía el cielo muy oscuro, de muy densa oscuridad, podía ver aun hogares cristianos apagados, y el Señor me decía: "Debes soportar, porque sólo los que perseveren serán salvos." Muchos cristianos viven en completas tinieblas. El Señor me revelaba miles de demonios en los aires, lleno de tinieblas, y lleno de demonios volando, monstruos horribles volaban y maldecían, de colores oscuros y feos, negros grises, entre ellos muchos dragones, buscando la manera de destruir a los cristianos. "Pocos velan y hacen guardia, los demás duermen, o bostezan, oran sin autoridad, y sus vidas en la Eternidad, dependen sólo de un hilo." Me decía una y otra vez: "Debes soportar, orar con autoridad, levantarse si es preciso, orar de pie, porque el enemigo está poniendo mucho sueño, mucho decaimiento." Me decía: "Pelea, no temas, Yo voy delante de ti, como poderoso gigante." No debemos dormirnos, ni dejar de velar, la humanidad esta en completas tinieblas, y los hombres están endemoniados, caminan espiritualmente como sonámbulos.