Voz de Alerta Para el Pueblo de Dios

Siendo las 3am El Señor me dio visión y revelación. Dios me llevó a una tarde muy linda, el cielo despejado en Portoviejo, algo de 2 pm. El cielo lucía muy azul con sus nubes, íbamos con mi esposo y mis dos pequeños, en el carro, por la calle principal de Portoviejo, cuando de repente la gente en el centro, empezó a gritar y gritar, y llorar, pero eran gritos desesperados, desgarradores. Y miré hacia atrás, y pude ver, cómo las colinas de la ciudad se desplomaban, y toda la tierra ya alcanzaba el centro de Portoviejo, y escuché la voz de un cristiano, que decía: "Muerte repentina, muerte repentina." Ya la tierra llegaba cerca al carro. Sólo sé que decía estas palabras: "Mi mami." Y también: "Reciban, reciban, reciban." Dirigiéndome a mi esposo, y mis dos pequeños. Fue entonces, cuando mis brazos empezaron alzarse hacia arriba, al cielo y empezaron a desaparecer, traspasaban el carro, y comencé a ascender al cielo. Era una unción poderosa, cómo mi cuerpo subía, y subía, y subía al cielo." Yo sentía, cómo mi cuerpo se alzaba de la tierra. Y veía a mi alrededor, como los pedazos de las casas volaban por los aires, y los pedazos de los carros se mezclaban con la tierra que se abría, mas no me podía tocar nada de aquello, sólo Dios me permitía ver toda la devastación, y era una unción poderosa. ¡¡¡La estaba viviendo, la estaba viviendo!!! Y los ángeles que estaban cerca en ese momento decían: "¡¡¡Ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay!!!" Luego vi como el Señor me mostró en el firmamento, unas Palabras escritas en el cielo, que decían: "Mi Poder caerá sobre las naciones." Y también me mostró en el Espíritu, lo que decía el Señor: "Como un rayo inmenso de luz, que cae al oriente, así será Mi Llegada." Y después me mostró al dragón. Y desperté, pero mi cuerpo temblaba y temblaba, el Espíritu Santo de Dios me estaba ministrando, es que lo estaba viviendo. Yo quería gritar y llorar, mas mi cuerpo sólo temblaba en su Santa Presencia. ¡¡Oh mi Dios!! Sirviente inútil soy, que sea según tu Voluntad, Padre Santo, mi Dios de Israel. Oh, santo, santo, santo.

"¡¡¡El tiempo se terminó iglesia!!! ¡¡¡El tiempo se terminó!!!" Dice el Espíritu Santo de Dios. "Sólo tendré Misericordia, del que Yo quiera tener Misericordia. Limpia tus vestiduras, y puedas alcanzar redención."

¡¡¡Despierta iglesia!!! ¡¡¡Despierta iglesia!!! ¡¡¡Cristo viene yaa!!! ¡¡¡Cristo viene yaaaa!!! Apocalipsis 16:1-21.